¿Quién dijo que «dio», «fue», «fui» o «vio» llevaban tilde?

¿Fue un profesor de secundaria, o la maestra de primaria? Ojo con poner tildes a los monosílabos como «dio», «fue», «fui» o «vio». Como siempre, las tildes son muy importantes, y pueden modificar el significado de un monosílabo diacrítico. No será lo mismo «de», que «dé»; «más», que «mas»; «te», que «té»… y así con muchos monosílabos que tienen más de un significado y a uno de ellos ponemos una tilde para diferenciarlo del otro. También iremos viendo uno a uno estos casos.

Pero lo que hoy nos importa son todos aquellos monosílabos que un día en la escuela nos dijeron que llevaban tilde y que hace ya tiempo que constituye una falta de ortografía ponerles el acento gráfico. Es decir, atención a «dio», «fue», «fui» o «vio», que nunca, nunca llevan tilde.

Es fácil reconocerlos: son palabras compuestas por una sola sílaba y que por más que busquemos sólo les encontramos un único significado.

, , , , , , ,